La condición de consumidor en los contratos con doble finalidad (personal y empresarial)

Contenido principal del artículo

MANUEL JESUS MARIN LOPEZ

Resumen

El TRLGDCU no regla si puede considerarse consumidor al que adquiere un bien para destinarlo a fines mixtos (personales y empresariales). La STS de 5 de abril de 2017, que es la primera sentencia del Tribunal Supremo que se ocupa de esta cuestión, establece que habrá que atender al fin predominante. En este trabajo se analiza la corrección de esta doctrina, teniendo en cuenta la jurisprudencia del TJUE y algunas Directivas europeas. 

Detalles del artículo

Sección
III. NOTICIAS DE JURISPRUDENCIA
Biografía del autor/a

MANUEL JESUS MARIN LOPEZ, Universidad de Castilla-La Mancha

Catedrático de Derecho Civil